Title Image

Febrer 2014

Tancades les inscripcions al Great Tuna Race

El dia 27 de febrer s’han completat les inscripcions possibles a les dues edicions d’enguany del Great Tuna Race, deu embarcacions a Garraf i tretze a Llançà, la primera setmana de març es compraran les marques electròniques als EEUU, una d’elles amb els diners recollits amb les inscripcions dels participants.

 

moltes gràcies a tots i perdoneu als que en l’edició del 2014 no podran participar per manca d’espai i recursos.

1

La Pesca Recreativa Responsable al Que Qui Com

Vídeo del programa que qui com Tonyina

 

El Que Qui Com , ha emès un extraordinari reportatge de la Tonyina que va ser gravat en part a Llançà, dins de les jornades que organitza la pesca recreativa responsable, que enguany formaran part del Great Tuna Race.

1

Els vessaments de petroli afecten a les Tonyines

El petróleo altera las células del corazón de los atunes EcoNoticias

 

Estos compuestos son los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH en sus siglas en inglés) cuyo efecto nocivo ya se había comprobado en larvas y juveniles, aunque no se conocía su mecanismo de acción.

 

Tras un vertido de petróleo en el mar, los restos de crudo permanecen en el medio ambiente durante años. Un equipo de investigadores estadounidenses ha demostrado que algunos de sus componentes tóxicos afectan a las células del corazón de los atunes, haciendo que los latidos se ralenticen y su ritmo se vuelva irregular, lo que puede producir un paro cardíaco.

Estos compuestos son los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH en sus siglas en inglés) cuyo efecto nocivo ya se había comprobado en larvas y juveniles, aunque no se conocía su mecanismo de acción.

El nuevo estudio, publicado esta semana en Science, es el primero en describir cómo los componentes del crudo afectan al funcionamiento de las células cardíacas de los peces.

“La habilidad de una célula del corazón de latir depende de su capacidad de mover iones, como el calcio y el potasio, dentro y fuera de sus membranas”, explica Barbara Block, una de las autoras e investigadora de la Universidad de Standford.

El tránsito de moléculas al que alude Block se produce a través de unos canales que conectan el interior de la célula con el exterior. Es en este punto donde los tóxicos del crudo producen su efecto, bloqueando los poros por los que circula el potasio.

Al alterar este mecanismo, común a todos los vertebrados, el corazón modifica su funcionamiento. La velocidad de los latidos disminuye y se producen arritmias que pueden desembocar en un infarto.

 

El vertido de Deepwater Horizon

El trabajo, en el que también participa la Administración Nacional y Atmosférica estadounidense (NOAA en sus siglas en inglés), forma parte del programa de Evaluación del Daño en los Recursos Naturales que se lleva a cabo desde el hundimiento de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon.

La catástrofe, que tuvo lugar en abril de 2010 –durante la época de desove de los atunes– vertió al mar unas 779.000 toneladas de crudo en el Golfo de México. Aún hoy se considera uno de los mayores vertidos de petróleo de la historia.

Basándose en las circunstancias del suceso y conociendo algunas de sus consecuencias en la población de atunes de la zona (profundamente reducida desde entonces), los investigadores reprodujeron las condiciones en el laboratorio.

Utilizaron células cardíacas de dos especies de atunes: el atún rojo del atlántico (Thunnus thynnus) y el atún de aleta amarilla (Thunnus albacares) y las expusieron a bajas concentraciones de petróleo, como las que habrían experimentado los animales a los que afectó el desastre de 2010.

Después, midieron su respuesta y comprobaron cómo las células modificaban su intercambio iónico, produciendo la descoordinación de los movimientos de contracción y la ralentización del músculo cardíaco.

“Nuestros hallazgos demuestran que los químicos derivados del petróleo son una amenaza para las poblaciones de peces y otras especies en hábitats costeros y oceánicos”, recalca Nat Scholz, científico de la NOAA.

Además, como el funcionamiento de las células del corazón de los atunes es similar al de cualquier vertebrado, Scholz advierte de que “es posible que los PAH estén produciendo el mismo efecto en otros animales, incluidos los humanos”.

Estos compuestos, considerados cancerígenos, son uno de los contaminantes más frecuentes producidos por la quema de madera, los combustibles fósiles e incluso el tabaco.

 

0

Great Tuna Race

El Great Tuna Race pren forma, el  2014 tindrà dues edicions a dos ports diferents, Garraf i Llançà.

Amb dos socis de molt pes específic , WWF i IGFA

Una prova competitiva centrada en marcar tonyines gegants amb marques electròniques Pop-up i marques convencionals, quina serà la arribarà mes lluny?, quina recorrerà mes milles?

 

Garraf els dies 24 i 25 de maig

Llançà els dies 30 i 31 d‘agost

 

Creus que estàs qualificat per a participar-hi????

 

Envia un correu a greattunarace@gmail.com i seràs candidat!!!!

 

A continuació trobareu una presentació del Great Tuna Race

0

Les associacions de pesca recreativa i esportiva Italianes sol•liciten la modificació del Reglament de Pesca Europeu del Mediterrani.

La pesca recreativa italiana es dirigeix per primera vegada a la Unió Europea sol·licitant als membres italians del Parlament Europeu que participen en la Comissió de Pesca y de Medi Ambient que recolzin una revisió del Reglament Mediterrani CE 1967/2006.

 

Concretament la proposta sol·licita la necessitat de establir mesures mes restrictives en relació a las talles mínimes i l’establiment d’una franja costera en la que no es permeti a la pesca professional l’ús de xarxes i palangres. Així com sol·licita l’adopció de les indicacions del RAC de Mediterrani referents a prohibir la comercialització de les captures procedents dels concursos de pesca esportiva i excloure a la pesca recreativa l’ús de palangres i xarxes, (cal recordar que a França i Itàlia la pesca recreativa te autorització d’us d’arts passives limitades a una mida determinada).

 

 

APR Alleanza Pescatori Ricreativi

Associazione Per il Mare

Biggame Italia

EFSA

European Federation of Sea Anglers

FIPSAS Federazione Italiana Pesca Sportiva e Attività Subacquee

0

La Reserva de les Illes Medes fa la seva feina

La Reserva de les Illes Medes fa la seva feina, un estudi finançat per la Generalitat de Catalunya, confirma la recuperació de diverses especies.

Pràcticament totes les especies estudiades es recuperen, la excepció es la Orada que a la tardor fa petites migracions reproductores on es pescada massivament per arts d’encerclament i impedeix la recuperació de l’espècie. D’aquest fet lamentable ens hem fet ressò repetidament. Al final trobareu un enllaç amb l’estudi original.

Un estudio sobre los resultados de más de veinticinco años de protección de la reserva marina de las islas Medes, un archipiélago situado frente a la costa de Cataluña, indica que las poblaciones de algunas especies como el meroel sargo imperial la lubina están prácticamente recuperadas. Las de corvina están en fase de estabilización y las del dentón aún crecen. En cambio, la dorada está en declive dentro del área marina protegida, “quizás por el efecto de la pesca en los límites de la reserva”, señala el artículo que se ha publicado en la revista PLOS ONE y que se basa en un seguimiento científico de las especies de peces de interés pesquero en la zona de las Medes entre los años 1992 y 2009.

El trabajo, uno de los más extensos en un área protegida de la costa mediterránea, está firmado por Bernat Hereu y Miquel Zabala, del departamento de Ecología de la Facultad de Biología de la UB, adscrita al campus de excelencia internacional BKC, y por Antoni Garcia Rubies, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC).

“Los seis peces estudiados son buenos indicadores del efecto reserva porque son especies vulnerables a la pesca profesional y deportiva, tienen una vida larga y un hábitat compartido, y son más abundantes dentro que fuera del área protegida”, explica el profesor Bernat Hereu.

Efectos de la protección

El estudio compara la abundancia y las medidas de varias especies vulnerables a la pesca en la reserva marina, en la reserva parcial y en la zona no protegida. Según los autores, la respuesta al efecto reserva varía entre especies.

El mero y el sargo imperial, de perfil más sedentario, responden positivamente a la protección y se han recuperado hasta llegar a la capacidad de carga del sistema. Ahora bien, son especies que no exportan biomasa y por ello el efecto de la reserva parcial no es tan efectivo. La población de meros, con indicios de reestructuración, se expande hacia nuevas áreas dentro de la reserva y da lugar a la aparición de individuos de tallas más pequeñas.

En el caso del dentón, el efecto de la protección también es muy claro: aunque no llega a la capacidad de carga, a pesar de que parece haber una recuperación general de las poblaciones en toda la costa catalana.

La dorada es la excepción puesto que la población se está reduciendo a pesar de las áreas de protección del archipiélago de las Medes. Este fenómeno se relacionaría con el desplazamiento de peces adultos de la zona protegida de las Medes a la costa. Este pez —dice Heredero— es una especie que frecuenta hábitats diferentes. “Cuando llega el otoño, forma agregaciones para reproducirse y ser más eficiente en esta función. Este es un efecto descrito y conocido en otras especies, y es probable que la sobrepesca de las agregaciones de reproducción haga menguar las poblaciones de dorada”, señala. Según el experto, “la reserva marina, tal como está concebida ahora, no es eficiente para conservar esta especie”. Con más información sobre la biología de la dorada, sobre dónde se hacen las agregaciones y en qué época concreta, se podrían proteger estos núcleos de reproducción y favorecer la conservación.

Largo plazo

El estudio alerta de que hacen falta decenas de años para recobrar totalmente una población de peces en el Mediterráneo, en contraste con otros trabajos que apuntan a recuperaciones más rápidas. “La recuperación total de las poblaciones es un proceso muy largo —explica Bernat Hereu—. Son especies longevas y solo llegan a la recuperación total (capacidad de carga) después de muchos años de protección”. Esta capacidad de carga, descrita también en otras reservas marinas del Mediterráneo, depende de varios factores del litoral marino: el hábitat natural, la profundidad, el sustrato, las corrientes, la productividad, etc.

Garcia Rubies dice que lo que se desprende de este trabajo, es que “las especies más vulnerables a la pesca requieren un tiempo largo de protección total para recuperarse. Si no se asegura la protección, la destrucción de estas poblaciones es cuestión de pocos días.

La comparación entre las poblaciones protegidas y las explotadas da una idea de hasta qué punto estas especies están agotadas en las zonas abiertas a la pesca. Así pues, conocer estos datos, tendría que servir a las administraciones para seleccionar las mejores zonas marinas que deben protegerse.

Valor ecológico

Hace más de treinta años que el departamento de Ecología de la UB inició estos estudios en el archipiélago de las Medes, una reserva única en el ámbito de los ecosistemas marinos del Mediterráneo por su riqueza paisajística y su biodiversidad. En concreto, los trabajos científicos de los expertos Joan Domènec Ros (UB) y Josep M. Gili (CSIC) fueron el referente para la creación del Área Protegida de las Islas Medes en 1983.

Ahora, el nuevo artículo insiste en el valor científico de los seguimientos a largo plazo para conocer la evolución del estado ecológico de los ecosistemas marinos y evaluar el efecto de las perturbaciones sobre los sistemas naturales.

Según los autores, para mejorar la política actual de gestión del medio natural en las Medes, habría que potenciar el sistema de vigilancia para controlar la pesca furtiva, impulsar nuevas investigaciones para conocer mejor la biología de las especies (agregaciones reproductoras de doradas y otras especies, conectividad entre los diferentes hábitats, etc.) y desarrollar más estrategias de protección para las diferentes especies y la biodiversidad del medio natural.

El estudio ha recibido financiación, del departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat de Cataluña y del departamento de Medio Ambiente. Además, tiene el apoyo del Parque Natural del Montgrí, las Islas Medes y el Baix Ter.

 

 

http://www.plosone.org/article/info:doi/10.1371/journal.pone.0073922

0